El viñedo de la Casa del Rico tiene unas 44Ha. Se trata de un viñedo histórico principalmente nutrido por viñas viejas cultivadas en secano a la manera tradicional a las cuales en los últimos años las acompañamos con viñas en espaldera y riego por goteo.

Existe una larguísima tradición y atestiguada calidad produciendo uva en la zona, como comentamos aquí. Desde siempre hemos consumido nuestro vino y desde hace 8 años decidimos comercializarlo bajo la marca Gorgocil casi como un capricho. De la misma manera llegaron los premios como un regalo de nuestras tierras. Aún con ello, no existe la pretensión de convertirse en una bodega al uso.

Yo diría que produce uva y vino desde que se tiene alguna información y que en los últimos años se ha decidido embotellar la parte de la producción que se reservaba para la familia.

Actualmente tenemos buena parte de la finca reestructurada con viñedo en espaldera. Unas 12Ha de monastrell y algo más de 1 Ha de garnacha tintorera. Unido con las casi 9Ha de tempranillo que ya teníamos suponen que la mitad del viñedo está reestructurado y con un gran potencial productivo, mientras que la otra mitad se dedica a viña vieja en secano, lo que consideramos la mejor combinación: La espaldera da potencial productivo a la finca y la viña vieja potencia la de calidad del caldo.

p 44 espaldera5_w

Se desconoce en qué momento se comenzó a producir vino en la finca. Lo que sí se sabe es que a mediados de siglo XIX la calidad de su vino hizo que se destacase a la Casa del Rico y a los vecinos de Cueva Negra como los dos parajes de Jumilla en los que se producía “especialmente” un vino “de excelente calidad y de un aroma muy superior” según el Diccionario Geográfico-Estadístico-Histórico de España y sus Posesiones de Ultramar.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Se producen crianzas de dos variedades: tempranillo y monastrell, siendo los ejemplos de a continuación algunas de las notas de cata y premios de ambos. Estas son las últimas notas de cata de ambos:

gorgocil-monastrell gorgocil-tempranillo
Desde que comenzamos con esta nueva e inquieta andadura, estos son algunos de los premios internacionales cosechados:

Gorgocil 2011 – Medalla de Oro. Concurso Mundial de Bruselas. 2015.
Gorgocil 2009 – Medalla de Oro. Concurso Mundial de Bruselas. 2013.
Gorgocil Monastrell 2008 – Medalla de Plata. Concurso Internacional Mundus Vini, Alemania. 2012.
Gorgocil 2009 – 93 Puntos en la Guía Peñín. 2013.

Medalla Bruselas 2015_w

Y estás una selección de críticas escritas:

Guía Repsol 2011 // Para combinar con: Atún a la plancha, frituras, brochetas. A la vista: Rojo granate bien cubierto. Por la nariz: Intenso y complejo, a fruta roja, vainillas y canelas. Al Paladar: Amplio y untuoso con un marcado y presistente final. Puntuación 91/100.

Revista Mi Vino #138 // Sorprende, en aromas, con su golosina abundante, embaucadora, que revela notas de violeta-regaliz sin prejuicios. Así, su trago nuevamente llena de fruta la boca, sin calidez alguna.

Guía Peñín 2012 // Color cereza, borde granate. Aroma a fruta madura, especiado, roble cremoso, tostado, complejo. Boca potente, sabroso, tostado, taninos maduros. Puntuación 91/100.

Guía Peñín 2011 // Color cereza brillante. Aroma a especias dulces, roble cremoso, expresivo, fruta roja, hierbas de tocador. Boca sabroso, frutoso, tostado, taninos maduros. Puntuación: 93/100.

Clasificado por esta última entre los 100 mejores vinos de España en 2011.

Guía Peñín 2010 // Color cereza, borde violáceo. Aroma expresivo, fruta fresca, fruta roja, floral, especias dulces. Boca sabroso, frutoso, buena acidez, taninos maduros. Puntuación: 91/100.

Clasificado por esta última entre los 100 mejores vinos de España en 2010.

Pachi Larrosa (Jefe de Edición del Periódico La Verdad de Murcia) 2008 //

Sobre Tempranillo: “He probado por primera vez un Jumilla hecho con Tempranillo, capa alta, profundo rojo picota, barrica, fruta madura, suave. Para mí, entre los mejores vinos producidos en nuestra región”.

Sobre Monastrell: “Sorprendente. Taninos bien integrados, suave paso por boca, sin sombra de la astringencia propia de la monastrell. Insisto: Me ha parecido un gran vino, y lo dice alguien no muy adicto a la monastrell”.

Uvinum 2007 //  Vino cálido, con un paso en boca muy agradable. Aromas de regaliz, caramelo y algo mentolado. De capa alta y con un color cereza picota intenso. Muy suave, sedoso. Muy recomendable. Un vino de capa alta y con cuerpo pero tremendamente aromático y suave en boca. Perfecto con carnes especiadas y para acompañar una buena tertulia. Con un suave y agradable sabor.

Revista Sibaritas 2007 // Sorprende por su carácter frutal y fresco de la variedad, alejado de las notas confitadas y sobremaduras que caracterizan esta zona, buena armonía con las notas de barrica nueva francesa. En boca carnoso, sabroso y muy expresivo. Calificado como “muy bueno”: 91 puntos y 4 estrellas.

Juan Carlos Carcelén (Master en Viticultura y Enología y Juez Análisis Sensorial de Vino) 2007 // Vino cálido, con un paso en boca muy agradable. Aromas de regaliz, caramelo y algo mentolado.

para-vendimiar